Pages Navigation Menu

Teatro realista americano: Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene O’Neill, en Enero y Febrero en el CICCA

Teatro realista americano: Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene O’Neill, en Enero y Febrero en el CICCA

Teatro realista americano: Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene O’Neill
CICCA
Enero y febrero 2015
18:30 horas – Entrada gratuita

Lunes 11 enero
Un tranvía llamado deseo
de Elia Kazan (Estados Unidos, 1951. 122’)

Lunes 18 enero
Piel de serpiente
de Sidney Lumet (Estados Unidos, 1960. 119’)

Lunes 25 enero
Propiedad condenada
de Sidney Pollack (Estados Unidos, 1966. 110’)

Lunes 1 febrero
Vidas rebeldes
de John Huston (Estados Unidos, 1961. 124’)

Lunes 15 febrero
El crisol
de Nicholas Hytner (Estados Unidos, 1996. 124’)

Lunes 22 febrero
Deseo bajo los olmos
de Delbert Mann (Estados Unidos, 1958. 111’)

Lunes 29 febrero
Larga jornada hacia la noche
de Sidney Lumet (Estados Unidos, 1962. 174’)

Lunes, 11 enero 2016
Un tranvía llamado deseo
A streetcar named desire

Estados Unidos, 1951. B/n, VOSE. 122’.

Dirección: Elia Kazan.

Guion: Tennessee Williams y Oscar Saul.

Intérpretes: Vivien Leigh, Marlon Brando, Kim Hunter, Karl Malden, Rudy Bond, Nick

Dennis, Peg Hillias, Richard Garrick, Ann Dere.

Sinopsis: Blanche DuBois, una mujer ya algo madura se va a vivir a la humilde casa de su hermana Stella en Nueva Orleans. Sin embargo, su carácter tan refinado y ligeramente desquiciado chocará con la rudeza de Stanley Kowalski, su cuñado, quien se propone averiguar lo que se esconde en el oscuro pasado de Blanche.

Lunes, 18 enero 2016
Piel de serpiente
The fugitive kind
Estados Unidos, 1960. B/n, VOSE. 119’
Dirección: Sidney Lumet.
Guion: Tennessee Williams y Meade Robert.
Intérpretes: Marlon Brando, Anna Magnani, Joanne Woodward, Maureen Stapleton,
R.G. Armstrong, Victor Jory, Madame Spivy

Sinopsis: ‘Snakeskin’ Xavier es un músico de Nueva Orleáns que lleva una vida errante y muy irregular que le crea frecuentes problemas con la ley, razón por la cual se ve obligado a cambiar de ciudad continuamente.

Lunes, 25 enero 2016
Propiedad condenada
This property is condemned
Estados Unidos, 1966. Color, VOSE. 110’
Dirección: Sidney Pollack.
Guion: Francis Ford Coppola, Edith Sommers y Fred Coe (Obra: Tennessee Williams).
Intérpretes: Natalie Wood, Robert Redford, Charles Bronson, Kate Reid, Mary Badham, Dabney Coleman, Robert Blake.

Sinopsis: La llegada del forastero Owen Legate a Dodson, pequeño pueblo de Mississippi, causa un gran revuelo porque su misión es despedir a parte de la plantilla local que trabaja en el ferrocarril. Owen alquila una habitación en una pensión conociendo a Alva Starr, la hija de la dueña, que se enamora de él…

Lunes, 1 febrero 2016
Vidas rebeldes
The Misfits
Estados Unidos, 1961. B/n, VOSE. 124’
Dirección: John Huston.
Guion: Arthur Miller
Intérpretes: Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clift, Thelma Ritter, Eli Wallach, Estelle Winwood, Kevin McCarthy, James Barton.

Sinopsis: Roslyn se encuentra en Reno, inmersa en un divorcio que aun no ha cicatrizado. Su camino se cruza con el de una galería de perdedores, almas gemelas de eterna mala suerte, tan desorientados como ella.

Lunes, 15 febrero 2016
El Crisol
The Crucible
Estados Unidos, 1996. Color, VOSE. 124’
Dirección: Nicholas Hytner.
Guion: Arthur Miller.
Intérpretes: Daniel Day-Lewis, Winona Ryder, Paul Scofield, Joan Allen, Bruce Davison, Rob Campbell, Jeffrey Jones, Peter Vaughan, Karron Graves, George Gaynes, Charlayne Woodard, Frances Conroy, Elizabeth Lawrence, Rachael Bella.

Sinopsis: En 1692, en la puritana ciudad de Salem, Massachussetts, un grupo de chicas es acusado de practicar la brujería. Una de ellas, Abigail Williams, procesada por esta razón, presenta a su vez cargos contra John Proctor y su esposa para vengarse de

Lunes, 22 febrero 2016
Deseo bajo los olmos
Desire under the elms
Estados Unidos, 1958. B/n, VOSE. 111’
Dirección: Delbert Mann.
Guion: Irwin Shaw (Obra: Eugene O’Neill)
Intérpretes: Sophia Loren, Anthony Perkins, Burl Ives, Frank Overton, Pernell Roberts, Rebecca Welles, Jean Willes, Anne Seymour, Roy Fant.

Sinopsis: El hijo del granjero Eben solo espera el día en que pueda heredar las tierras de su padre, un tiránico viudo. Pero cuando este vuelve a casarse y anuncia que dejará sus posesiones a su nueva esposa, estallan las pasiones más encontradas entre Eben y su nueva madrastra.

Lunes, 29 febrero 2016
Larga jornada hacia la noche
Long day’s journey into night
Estados Unidos, 1962. B/n, VOSE. 174’
Dirección: Sidney Lumet.
Guion: Eugene O’Neill.
Intérpretes: Katharine Hepburn, Jason Robards, Ralph Richardson, Dean Stockwell, Jeanne Barr.

Sinopsis: la historia de una familia desgarrada; cada uno de sus miembros hace lo que puede para tratar, infructuosamente, de salir de la ruina moral en la que se hallan inmersos.

Teatro realista americano: Tennessee Williams, Arthur Miller y Eugene

El teatro y el cine son dos artes que siempre han estado estrechamente vinculadas. No es posible olvidar que el cine nace como una suerte de espectáculo teatral, íntimamente relacionado con las varietès, y que en origen comparten tanto recursos temáticos (magia, circo, canciones) y escénicos (narración, punto de vista, montaje), como espacio de exhibición. Desde aquel momento inicial, aunque sus caminos terminan por bifurcarse, entre ambas artes ha habido y siguen existiendo, como demuestra este ciclo, importantes vasos comunicantes. Aunque hay noticias de que los indios nativos ya representaban obras dramáticas en los territorios de lo que hoy son México, Canadá y los EE UU, y de que también se representaron obras y autos sacramentales por misioneros en México, lo cierto es que se tiene como primera obra producida en Norteamérica una comedia de aventuras de Marcos Farfán de los Godos, un capitán español, representada en 1598 en la rivera del Río Grande, cerca de lo que ahora es El Paso, Texas. En 1606 se produjo una obra francesa, Le Théâtre de Neptune en La Nouvelle France, de Marc Lescarbot, en unas canoas en el Río Annapolis, en Nueva Escocia, mientras que la primera representada en inglés fue Ye Bare and Ye Cubb, de William Darby, producida en 1665, en Acomac County, Virginia. El primer teatro estable y permanente no llegó hasta 1767, en Filadelfia, donde David Douglass produjo The Prince of Phartia, de Thomas Godfrey, la primera obra escrita y presentada en Norteamérica por actores prrofesionales. El teatro no casaba bien con los puritanos principios de los primeros pioneros, que lo tenían como un arte licencioso.

En los EE UU el teatro es el género literario que más tardó en lograr su autonomía respecto a la literatura europea y en alcanzar verdaderas cumbres de calidad. Esto ocurre en la primera mitad del siglo XX con tres dramaturgos realistas (Eugene O’Neill, Tennesse Williams y Arthur Miller). Esto ocurre mientras que en los escenarios europeos se estrenaban las vanguardias teatrales del absurdo, el existencialismo, el anti-teatro y el ritualismo, y mientras que en las mismas ciudades americanas en cuyos teatros se representaban los dramas y tragedias del realismo se iniciaban
alternativas teatrales más radicales.

O’Neill (1888-1953) nació en un hotel de Times Square, de padre actor, y es el único dramaturgo nortemaricano que ha ganado el premio Nobel de literatura (1936) y cuatro premios Pulitzer. Es el padre del teatro moderno estadounidense, introdujo el realismo psicológico y social en la escena teatral del país; fue de los primeros en usar inglés afroamericano y en centrarse en personajes marginalizados por la sociedad. De entre sus más de 50 obras solo escribió una comedia con final feliz Ah, Wilderness! (1933), sin O’Neill seguramente no estaríamos hablando de Arthur Miller, Tennessee Williams o, más recientemente, David Mamet y Sam Shepard.

Tennessee Williams (1911-1983) disecciona en sus obras las relaciones humanas de forma brutal y descarnada, normalmente ambientándolas en su Sur natal, una sociedad dotada de una sofisticada educación pero cerrada y asfixiante, en la que el sexo reprimido y la violencia soterrada desempeñan un papel primordial. Estrenó sus primeras obras en la década de los treinta y en 1945 consiguió un inesperado éxito en Broadway con El zoo de cristal, al que seguirían Un tranvía llamado deseo, La gata sobre el tejado de zinc o De repente el último verano y La noche de la iguana. Títulos que rápidamente llamaron la atención de Hollywood, donde desde Kazan a Richard Brooks, Mankiewicz o John Huston dirigieron adaptaciones suyas que hoy conforman el imaginario cinematográfico.

Arthur Miller (1915-2005) nacido en Nueva York, autor de una veintena de obras y del guion de Vidas rebeldes (J. Huston, 1961), obtuvo su primer gran éxito en los escenarios en 1947 con Todos eran mis hijos, su primera colaboración con Elia Kazan, y en 1949, le llega la consagración con La muerte de un viajante. Tres años antes de que en 1956 fuera llamado a declarar ante el Comité de Actividades antinorteamericanas (y condenado), estrenó Las brujas de Salem, una parábola sobre las “cazas de brujas”. Miller ha dedicado su vida a reflexionar sobre la situación moral
de la clase trabajadora estadounidense, creando unos personajes cuyas voces son ya parte imprescindible del paisaje americano.

Leave a Comment

Por favor inicie sesión para comentar.